Docentes

Comprometidos con el desarrollo de la comunidad

A partir de la teoría del texto digresivo que expuse en mi primer ensayo sobre este tema, haré un recorrido por el poema del escritor Rafael Alberti y me detendré en las palabras que podrían desencadenar en mi recuerdos de mi infancia o de mi juventud. Ellas me llevarán a experiencias propias o ajenas, que me permitirán producir una diversidad de textos, de manera sencilla y fluida Por cada experiencia escribiré una pequeña producción textual , ilustrativa de la posibilidad de generar otras, nuevas y disímiles ,desde el enfoque de la digresión textual.

Una de esas realidades es los óptimos niveles de comunicación que deben existir en la triada fundamental del proceso de enseñanza – aprendizaje: Docente- Estudiante- Padre de Familia. Desafortunadamente, cada día se abre más la brecha entre esta triada fundamental para el éxito de los procesos de enseñanza- aprendizaje.

EL ÁNGEL BUENO

Dentro del pecho se abren
corredores anchos, largos,
que sorben todas las mares.

Vidrieras,
que alumbran todas las calles.

Miradores,
que acercan todas las torres.
Ciudades deshabitadas
se pueblan, de pronto. Trenes
descarrilados, unidos
marchan.

Naufragios antiguos flotan.
La luz moja el pie en el agua.

¡Campanas!

Gira más de prisa el aire.
El mundo, con ser el mundo,
en la mano de un niña cabe.

¡Campanas!

Una carta del cielo bajó un ángel.

Rafael Alberti

Como podemos ver, la lectura del poema de Rafael Alberti, El Ángel Bueno, me condujo a una diversidad de experiencias que desencadenaron en mi la posibilidad de producir nuevos textos a partir de cada una de las palabras de alto valor significativo para mi.

Fredys Acuña Vega
Docente IED MARCO FIDEL SUÁREZ Y DE LA UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO